Día Universal del Niño

Día Universal del Niño

El post de hoy lo vamos a dedicar a un tema que para mí es muy importante y con el que creo que todo el mundo debería estar más comprometido. Estoy hablando de la infancia. Me refiero a la infancia como el reducto de la verdadera libertad para vivir y donde cada día sobre la Tierra ha de ser un aprendizaje continuo. Ser niño nunca debería tener fecha de caducidad, pero por desgracia sí que la tiene.

Hay niños y niñas que desde bien pequeños tienen sus vidas condicionadas y supeditadas a una circunstancia que ni ellos ni ellas han elegido, pero que les ha tocado vivir. Muchas veces tan perniciosa que asusta.

Desde 1959 la ONU a través de UNICEF tuvo a bien declarar el 20 de noviembre como el día del Niño. Curiosamente en nuestro país tenemos dos fechas distintas para la celebración de este día. Una es el 15 de abril y la otra es el segundo domingo de mayo en la Comunidad Autónoma de Madrid.

Motivos para proteger a los más pequeños

Según la web oficial de UNICEF; los motivos para el Día Universal del Niño se deben a los avances conseguidos en lo que viene siendo la defensa de la educación y derechos y libertades de la infancia. Especialmente estos derechos se han ganado en países en vías de desarrollo, aunque bien es cierto que en los denominados países del primer mundo o desarrollados, aún hay muchos retos por delante.

Treinta años después de la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño, la ONU junto con líderes religiosos, casi todos los gobiernos del mundo y diversas instituciones internacionales ratificaron la Convención de los Derechos del Niño en el año 1989, siendo una directriz de obligado cumplimiento para todo aquel país que decida firmar dicho acuerdo.

Lo cual me parece perfecto y creo todos los países del mundo deberían firmar este acuerdo, pues la infancia es la etapa de la vida donde parte de nuestra psique y personalidad se forja y comienza a cimentarse.

Además si hacéis clic aquí, podéis acceder a la web de UNICEF donde se explican de manera más detallada los pormenores de la Convención de los Derechos del Niño, así como un apartado donde podéis colaborar de manera activa en diversas causas.

Los niños y la joyería

Podéis pensar que qué tienen que ver entre sí estos temas. Pues más de lo que os podéis imaginar a priori.

Estoy hablando de las minas de diamantes de la Republica Democrática del Congo (África) o de Sierra Leona (África) donde día tras día miles de chiquillos son obligados por la miseria y el hambre a extraer diamantes, como son los codiciados Diamantes de Sangre, coltán y otros materiales que son de gran valor para multitud de industrias a nivel global.

Lo cierto es que esos diamantes han financiado guerras civiles en África durante décadas. Diamantes que han sido comprados de manera ilícita a los señores de la guerra a pesar de las sistemáticas denuncias de la ONU ante la Comunidad Internacional. De tal modo que en el año 2005 la ONU aprobó el Sistema de Certificación del Proceso de Kimberley, a fin de exigir a los países exportadores de diamantes garantías de origen. Este sistema ha conseguido reducir de manera significativa la presencia de estos diamantes en el mercado global. Pero mientras tú lees esto miles de niños están siendo obligados a trabajar en pésimas condiciones.

Ya veis amigas que no es oro todo lo que reluce, y que a veces tras una simple garantilla hay una historia tan “dickensiana” que asusta.

Y ya me despido, celebrando y pidiendo a viva voz que ojalá llegue el día en que de verdad, los derechos de todos los niños y niñas del planeta sean respetados, pues ellos son el futuro de las naciones y son la base de las nuevas generaciones.

¡Hasta pronto!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *