Joyas para llevar a la oficina

Joyas para llevar a la oficina

Difícil decisión la de escoger que llevar y que no a la oficina o puesto de trabajo cada día. Pues no siempre podemos llevar todo lo que nos gustaría porque quizás puedan entorpecer la labor que desempeñamos a diario. Pero no os preocupéis, que os voy a ahorrar mucho tiempo en la decisión de que llevar a trabajar, sin perder ni una sola pizca de estilo y elegancia.

¡Por qué el tamaño importa!

Y si amigas, en este caso importa. Pues cuando estamos en el trabajo, independientemente de las acciones y movimientos que realicemos, las joyas que llevamos nos podrían molestar e incluso causarnos daños si son de gran tamaño (collares, pulseras muy sueltas, pendientes muy largos y aros de gran tamaño, etc.); por eso decimos que el tamaño importa.

Por lo tanto, vamos a darnos juntas un paseo a través de la web viendo las joyas que he diseñado, pensando, precisamente, en esta situación, pues me gusta crear pensando en el uso, la funcionalidad, la utilidad y el buen gusto, obviamente.

Vamos a pasear por la web de Quela y veréis

Como lo que buscamos en combinar, o más bien, crear un estilo ejecutivo que muestre como somos, pero sin perder un ápice de profesionales y seriedad con nuestro trabajo, debemos elegir complementos que sean elegantes y vistosos al mismo tiempo.

La primera colección que os muestro, responde muy bien a la premisa de menos, es más, pues la elegancia no es sinónimo de opulencia -lo cual no quiere decir que esta sea negativa-.

Colección Lágrima

La Colección Lagrima presenta un anillo realizado en plata de primera ley, de 3 x 2,5 cm. Su forma ovalada simula una lágrima corriendo por el rostro, efecto que se ve realzado por las pequeñas piedras azules imitando a zafiros engarzados y el biselado realizado sobre la plata, esta combinación de formas me inspira a la hora de darle el nombre de Lágrima a la colección; la cual se completa con dos pequeños pendientes cuyas formas son la reducción a escala del anillo. Lágrima es una unión perfecta entre diseño moderno y originalidad, piezas fundamentales de este puzle que es la artesanía.

Ya hemos visto Lágrima, pero si aún no te he convencido, vamos a seguir haciendo <<scroll>> por la web y continuar con la búsqueda de esas joyas que sean de tu agrado.

Colección Corintia

Y si de oca en oca tiro por que me toca, ahora de lágrima a corintia porque me mola. He aquí la Colección Corintia. Una serie compuesta de tres piezas: la pulsera Dórica, los pendientes Flor de Acanto y el collar Rosetón.

El motivo principal de la decoración es la flor de acanto. Una de las más famosas flores que ha sido utilizada desde la Antigüedad como elemento decorativo, tanto en los capiteles de las columnas griegas, o en joyería y cristalería como son las Lámparas Tiffany.

Estas piezas únicas están realizadas en plata de primera ley. A modo de complemento con la flor de acanto, unas pequeñas esferas de ágatas -te invito a leer los posts sobre las ágatas y sobre el ónix- multicolores, crean así la perfecta armonía visual y cromática que dará un toque sofisticado a tu <<outfit>> de trabajo.

Ahora os toca a vosotras -y a vosotros chicos, que las joyas son unisex- navegar por la web y clicar en todas las piezas que tenemos, ver todas las colecciones disponibles y en base a vuestro fondo de armario, ver con que complemento os veis mejor. Al fin y al cabo, las joyas están pensadas para embellecer el cuerpo y ayudarnos a sacar lo mejor.

Y recordad que Quela es sinónimo de artesanía y manufactura, lo que se traduce en mimo y dedicación al trabajo. Cada pieza es irrepetible porque las manos que las crean no siempre realizan el mismo movimiento, aquí no hay fabricación en serie, aquí hay horas de trabajo minucioso y de estudio.

No dudéis en dejar un comentario en el blog y no te olvides de seguirme en redes sociales, para estar al día de las novedades.

¡Hasta el próximo post!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *