¿Qué colores van con la plata? Consejos sobre cómo usar tus joyas de plata

¿Qué colores van con la plata? Consejos sobre cómo usar tus joyas de plata

No es la primera, ni presumo que será la última de vosotras que antes de comprar joya de plata online me preguntáis con afección si creo que la joya en cuestión va a combinar con tal o cual vestido, si el color va con la plata o no casa ni con pegamento.

Lo cierto es que la respuesta a vuestras preguntas es más sencilla de lo que os presuponéis. El potencial de la plata como material para fabricar joyas a medida para mujeres y hombres radica en que sus tonalidades, acabados y formas finales son combinables con el 99% de los outfits.

La plata es, junto con el platino, el material más fácil para combinar con cualquier elemento de cualquier color. Eso sí, algunos van mejor que otros. Y esto es lo que quiero mostraros hoy.

¿Qué colores van mejor con mis joyas en plata?

¿Se reduce todo a una cuestión de estilo personal o hay determinados materiales y colores que tienen una afinidad especial con la plata? Después de años de experiencia maleando plata y buscando parejas que se fundan en una joya personalizada única, os puede decir que no todo tiene que ver con el estilo de cada uno.

Sí que existe cierta correlación entre la cultura, la educación artística y la sensibilidad personal para aceptar algunas combinaciones de plata con colores diversos y llamativos. Pero no es lo único. El propio material nos demuestra en numerosas ocasiones que, con la forma adecuada, parecen estar hechos color y plata para estar siempre unidos.

¿Con qué ponerme las joyas de plata?

Cualquier joya en plata va a destacar, con más o menos elegancia según el diseño, con los tonos más oscuros. El negro y la plata se entienden muy bien.

Ahora bien, los blanco y grises tienen un efecto mucho más sublime.

Los colores marinos y esmeralda, tan profundos en su propia naturaleza, son parejas de hecho de la plata.

Entre ellos se guarda un complejo equilibrio de presencia y notoriedad. Por un lado, la plata, al contraste, destaca más. Sin embargo, la propia fuerza de las tonalidades de las piedras consigue que estas tengan entidad propia.

Ahora, si además le sumas el outfit perfecto, siguiendo la gama cromática, llamarás la atención por el equilibrio conseguido.

Por su parte, los borgoña-burdeos-rojos parecen los más alejados cromáticamente hablando de la plata, y, sin embargo, según el diseño a medida que se le haga a la joya de plata, suele sumar más que restar al conjunto de la pieza.

Los colores del verano y la plata

¿Y en verano? ¿Cómo elijo el color de la joya de verano? Los expertos en estilismo reniegan de los colores pálidos para conjuntar con la plata; personalmente yo discrepo.

No se trata solo de que la plata se diluya en ellos, es que, sinceramente, tiene un encanto particular. Porque, como ya he dicho anteriormente, todo va a depender de qué busquemos con la joya personalizada.

Creo que con estos ejemplos queda muy clara mi postura y mi apuesta personal por romper estos estereotipos de qué colores no combinan con la plata.

¿No os parece que esta combinación de plata y rosa pálido es sublime?

¿Qué me decís de estos verdes y blancos?

¿O de este pececito que ya está navegando cada día colgado del cuello de su dueña?

Para quienes dicen que los naranjas no van con la plata…

Ahora decidme: con unos vestidos o unos monos en estos tonos, frescos y vaporosos, ¿no estarías divina? Si es que hasta con unos jeans y una blusita casan a las mil maravillas.

Yo os pregunto: ¿por qué no salir de lo convencional? Solo así podremos avanzar, ¿no crees? Ahí os lanzo este guante. ¿Lo recoges?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *